sábado, 3 de marzo de 2012

lejos

ahora que de nuevo estás lejos

ya no funciona eso de guiarse por el sol

como en un viaje astral, me observo

a mí mismo

olisqueando tu cuello

recogiéndote el cabello para que no se enganche en los peligros con dientes

que se multiplican

ahora que de nuevo estás lejos.

y soplarte los ojos

y que bailen las pestañas

decirte

que eres tan importante para mí

como cualquiera de mis piernas

No hay comentarios:

Publicar un comentario