miércoles, 17 de octubre de 2012

dos lobos


a veces pienso
que es conveniente embriagarse
y morder aquí y allá:
una pierna,
una pestaña,
la idea de que el mundo
se detiene si tú corres,
si hay luz, niñas
con venas de leche,
entre tinieblas, mujeres,
tal vez gatos,
y así practicar idiomas

mas la primera sonrisa
tras una noche de aullidos
no es más
que un segundo ombligo
al que pedir tres deseos
y es entonces cuando rezo:
que alimente la inocencia
a mis cachorros,
sea el coraje el padre
que se ausenta,
plata entre mis ojos
tu descanso eterno

No hay comentarios:

Publicar un comentario