miércoles, 30 de mayo de 2018

Ousil


Este año volvemos a tener la desgracia de que Mediaset nos ofrezca el Mundial. En la pasada edición asumieron que "España es así", que "es lo que hay", y que a los comentaristas los criticarían tanto si pronunciasen mal los nombres extranjeros (por paletos) como si los pronunciasen bien (por fanfarrones), así que optaron por el camino del medio y se produjeron situaciones bastante curiosas que afectaron, incluso, a jugadores de fama mundial como Mesut Özil.
Para José Antonio Luque, que llevaba el peso de la narración, el clarividente mediapunta alemán era "Ousil", como si en lugar de Gelsenkirchen hubiese nacido en Arkansas. Esto me indignó sobremanera y decidí ponerme en contacto con su empresa (vía email) para explicarles lo grave del asunto. Porque llamarle "Ousil" a Özil significa muchas cosas, y todas inaceptables en una cita de tanta importancia. 
La más evidente es que ese periodista no hace bien su trabajo. Seamos serios. Si tú vas a retransmitir un partido para un montón de personas (te va a escuchar un buen pellizco de los 560 millones de hispanohablantes del mundo) y si damos por supuesta tu capacidad para relatar un partido de fútbol (que estás en un Mundial, no puedes ser un novato), lo único que te queda es evitar un posible ridículo. Pero llamarle "Ousil" a Özil es mucho más sangrante que la simple historia de un experimentado narrador al que se le atraganta un nombrecito. 
Para empezar, porque quizá eres la única persona en el mundo que lo llama así, salvo los yankis, y tú naciste en Barcelona. ¿Qué reglas de fonética has seguido para llegar hasta "Ousil"?, ¿qué pensabas cuando, en radio o en televisión, se le llamaba de otra forma?, ¿no acertaste a replantearte nada? Y si te documentaste bien antes del campeonato y, asumiendo tu incapacidad para pronunciar correctamente el nombre del que fuera el 10 del Real Madrid y evitando, con buen criterio, caer en la paletada esa de reirte de los nombres que resultan complicados para el español medio (algo que se estila mucho en los medios españoles. Un saludo a Manu Carreño), quisiste llegar a un término medio entre /OESIL/ y /OCIL/ con una virguería digna de haber nacido en los pies del talentoso futbolista alemán, debes saber que ese punto intermedio que buscabas, definitivamente, no es /OUSIL/ ni se le parece.
Pero, ¡ojo!, no podemos descartar que José Antonio Luque lleve toda su vida llamándole "Ousil" al bueno de Özil. Ese caso es más desconcertante porque significaría que, no sólo se ha mantenido en sus trece a pesar de haber escuchado ese nombre millones de veces pronunciado de otra forma (por Dios, que jugó en el Real Madrid), sino que nunca, ni en su entorno de trabajo ni en una charla distendida con los colegas, nunca, NADIE le advirtió de que eso de "Ousil" no tenía ni pies ni cabeza, y que si seguía llamándole así acabaría siendo trending topic en Twitter, como finalmente sucedió hace cuatro años. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario